¿Qué es la Sandia?

De la familia de los Curcubitaceae, la Sandia se presenta con una variedad de nombres, tales como la patilla, melón de agua o aguamelón y sindria, y por supuesto su nombre científico Citrullus lanatus.

La misma es una fruta que dependiendo de su variedad puede ser reconocida por su gran tamaño y peso, es valorada por el sabor dulce de su pulpa y el contenido de agua que posee, resultando ser muy refrescante y deliciosa.

Es normalmente  consumida  cruda como aperitivo o postre, usada también en la elaboración de batidos o jugos, portadora de algunos nutrientes y un importante porcentaje  de agua, llegando a contener hasta un 90%.

Es una fruta muy popular y apreciada en todo el mundo, actualmente es usada para elaborar increíbles y divertidas recetas debido a la consistencia que posee  su pulpa aun cuando es removida de su  piel.

Origen de la Sandia e historia

Hoy en día considerada una de las frutas más populares del mundo, la sandía o patilla tuvo sus orígenes en el continente africano, siendo cultivada en zonas aledañas al extenso rio Nilo.

Historia

Tuvo su propagación en toda Asia y países árabes donde recibió el nombre de sindiyyah, dado que era cultivada en una región Pakistaní  llamada Sind, es así como hoy se conoce como Sandia.

Finalmente  llego en manos de los colonizadores a América, arraigándose en todas las culturas del mundo, principalmente en los países que más han llegado a producirla  como lo son China, Japón, Estados Unidos, Brasil y Turquía donde el desarrollo de técnicas de cultivo es más avanzado.

Cultivo y Características de la Sandia

Cultivo

La sandia proviene de una planta de carácter herbáceo, ramificada y rastrera. En su etapa madura la pepónide de la planta alcanza un diámetro de hasta 25cm y pesos promedio de 15 a 20 kg, aunque en algunas de sus variedades los pesos y longitudes son mucho mayores llegando a ser la más pesada  de la que se tiene registro de unos 88,5 kg.

Cosecha

Normalmente cosechada de forma anual, entre los meses de junio y julio, la sandía crece con flores de un solo sexo, obteniendo su estado óptimo para la recolección cuarenta días después del brote de la flor.

No resulta ser  tan exigente  como algunos de sus parientes de tallo rastrero, con un buen arado y drenaje de tierras debidamente abonadas o que cuenten con suficiente  materia orgánica para su apropiado crecimiento.

Debe respetarse una distancia entre cada planta de no menos  de 1,50 m, es necesario cuidar así también de la temperatura, dado que una variación entre los 20 y 30 grados centígrados entre el día y la noche puede resultar perjudicial para la planta, no así para la planta injertada que presenta mayor resistencia a los cambios abruptos de temperatura.

La humedad relativamente aceptable para la planta varía entre un 60 y 80% cuidar de este factor resulta crítico especialmente en el periodo en el cual germina la flor de la Sandia.

Proceso de plantación

Para el proceso de plantación la planta es previamente obtenida en un semillero y luego trasplantada al suelo, procurando que el injerto se superponga a la arena y el cepellón en pleno contacto con la arena siendo cubierto por la misma.

En algunos cultivos se utiliza la polinización  mediante el uso de abejas, llegando a ser necesarias hasta 3 panales por cada hectárea de siembra, pero esta técnica es opcional.

El proceso de riego varía mucho de acuerdo al tipo de suelo y clima en el que se encuentra la planta, se debe tener en cuenta que un tipo de suelo con bajo contenido de humedad requerirá mayor irrigación.

Por el contrario un suelo más húmedo deberá tener un riego menos constante, tratando de sobrecargar el suelo ni dejarlo secar demasiado.

También se debe cuidar al principio de que los riegos sean constantes para que la planta pueda producir raíces a profundidad, el caso contrario ocurre cuando el pepónide se acerca a su maduración, cuando es recomendable  reducir el riego considerablemente  o incluso a eliminar.

Recolección

El proceso de recolección puede iniciarse  después de verificar que el pepónide  está apto para la cosecha, se pueden utilizar varias técnicas; como rasgar la corteza, esta se separa con facilidad cuando la sandía esta lista.

También se puede hacer presión en el fruto prestando atención al interior del mismo el cual debería hacer un sonido de quiebre de la pulpa en el interior.

Características

  • El exterior de la sandía es color verde en varias tonalidades.
  • El interior es de color rojo con semillas negras y achatadas.
  • Posee un sabor muy dulce y una coloración interna rojiza.
  • Su piel es gruesa no comestible de color verde en varias tonalidades.
  • Presenta una alta concentración de agua de hasta 90%
  • Es considerada como una de las frutas que provee mayor hidratación al cuerpo, aunque esta dure poco ya que también es un potente diurético.

Variedades y Tipos de Sandia.

La Sandia o también conocida como Patilla se nos presenta en múltiples variedades, las cuales se diferencian entre el tamaño, el peso, la forma e incluso el color de su pulpa, algunas de sus presentaciones más populares son:

Sandia “Sugar baby”

De aspecto redondeado y corteza verde oscura y considerablemente dulce, de producción  Española.

Sandia “Yellow Doll”

Coloración de corteza verde un poco más claro y reconocida por su pulpa color amarilla.

Sandia Charleston Grey

Posee una pepónide más alargada de coloración verde claro con franjas.

Sandia Blacklee

También de aspecto alargado pero esta variación presenta un verde más oscuro en su corteza.

Sandia imperial

Compuesta por franjas verde clara y oscura, esta Sandia se presenta en una versión redondeada.

Sandia Reina de corazones

De composición redonda de color verde claro, esta variación de la Sandia no presenta semillas.

Propiedades Nutricionales de la Sandia

Valorada por el gremio de la Salud, la Sandia hace presencia en la familia Curcubitaceae con el alto contenido de agua que caracteriza a este tipo de Frutos, pero este no es su único atributo, también es una gran fuente de licopeno, que contiene los Carotenoides presentes en el plasma humano.

Curiosamente no existen muchos frutos con este componente, solo el tomate y el pomelo aportan licopeno al cuerpo humano. La Sandia es efectiva contra el calor y la deshidratación, también resulta una gran aliada contra la insolación.

Valor Nutricional de la Sandia por 100 gr

  • Carbohidratos —————> 7,55 gr
  • Azucares —————> 6,2 gr
  • Fibra —————> 0,4 gr
  • Grasas —————> 0,15
  • Proteinas —————> 0,61
  • Agua —————> 91,45 gr
  • Vitamina B1—————> 0,033 mg
  • Vitamina B2 —————> 0,021 mg
  • Vitamina B3 —————> 0,178 mg
  • Vitamina B5 —————> 0,221 mg
  • Vitamina B6 —————> 0,045 mg
  • Vitamina C —————> 8,1 mg
  • Calcio —————> 7 mg
  • Hierro —————> 0,24 mg
  • Magnesio —————> 10 mg
  • Manganeso —————> 0,038 mg
  • Fosforo —————> 11 mg
  • Potasio —————> 112 mg
  • Sodio —————> 1 mg
  • Zinc —————> 0,1 mg

¿Qué beneficios tiene la Sandia?

  • La presencia de arginina y citrulina otorgan propiedades diuréticas a la Sandia.
  • Posee propiedades que la vuelven efectiva contra afecciones de la cavidad bucal, como infecciones y llagas.
  • Sirve para contrarrestar la faringitis.
  • En países latinoamericanos es común observar la utilización de la corteza de la Sandia para curar afecciones hepáticas.
  • Favorece la digestión por su contenido en fibra.
  • Su contenido de Citrulina también aumenta los niveles de plasma en la sangre.

 Recomendaciones y contraindicaciones de la Sandia

La Sandia usualmente no presenta efectos negativos en la salud,  siempre que esta se consuma de  manera moderada, ya que si se consume en grandes cantidades podrías presentar problemas por altos niveles de potasio.

Además, la sandía también contiene licopeno que consumida en grandes cantidades causas efectos nocivos para la salud.

Recetas con Sandia

Gracias a su increíblemente dulce, la pulpa de la Sandia se ha ganado un puesto entre las frutas favoritas para postres, llevando a los consumidores a experimentar con ella muchas recetas.

La patilla combina perfectamente con una alta gama de ingredientes que permiten la realización de gelatinas, pudín, helados entre muchos otros. Agregando un toque de limón a la pulpa licuada y fría de una Sandía, se puede obtener un batido muy refrescante.

Es muy común el uso de la Sandia en ensaladas frutales acompañada de fresas, piña, plátano, melón, o arándanos, todos se integran perfectamente haciendo un coctel exquisito y saludable.

Esperamos te haya gustado el tema de la Sandia y sus propiedades, te invitamos a seguir leyendo nuestro contenido. ¡Visítanos!

Acá te dejamos algunos temas que pueden ser de tu interés